El traumatismo encéfalo-craneano (TEC), son lesiones físicas producidas sobre el tejido cerebral que alteran de forma temporal o permanente la función cerebral.

Hoy quiero que conozcas sobre el traumatismo encéfalo-craneano, sus causas y consecuencias, es un tema amplio que abordaremos de una forma sencilla para entender. 

Qué es el traumatismo encéfalo-craneano (TEC) 

Lo primero que debemos mencionar es que el traumatismo encéfalo-craneano, también conocido como TEC, es una de las causas más frecuentes de muerte en personas con menos de 45 años de edad. 

El TEC es una lesión física o deterioro funcional del contenido craneal, es producido por un intercambio brusco de energía mecánica, entre el conjunto encefalocraneano y el agente traumático, es decir un golpe en la cabeza. 

Se considera como una lesión grave al traumatismo encéfalo-craneano ya que puede generar una inflamación en la zona afectada junto a un aumento de la presión dentro del cráneo. 

La severidad del TEC es muy cambiante, nos referimos a pacientes con un traumatismo tan severo que mueren antes de recibir atención, como a síntomas que van desde la pérdida de la conciencia o una hemorragia intracraneana, que pueden generar secuelas invalidantes. 

Te puede interesar: ¿Cómo prepararse para un doppler transcraneal?

¿Por qué se genera un traumatismo encéfalo-craneano?

Son diferentes causas que ocasionan un traumatismo encéfalo-craneano, podemos mencionar por ejemplo, golpes o traumatismos de alto impacto en el cráneo, accidentes de tránsito, peleas, caídas de altura, lesiones deportivas, entre otros. 

De acuerdo a la causa que lo haya ocasionado, podemos también mencionar algunos síntomas que lo permiten identificar. 

Algo importante es que un TEC, no siempre se presenta con pérdida del conocimiento, los síntomas entonces varían según la gravedad del golpe, teniendo presente que los más graves necesitan de atención médica inmediata.

Síntomas de un TEC

Los pacientes que llegan a servicios de urgencia o a consultas médicas con un traumatismo encéfalo-craneano, generalmente tienen dolor de cabeza, alteración del nivel de conciencia, confusión, no pensar con claridad. 

También se presenta pérdida del conocimiento o de la memoria, vómito, náuseas, entre otros. 

Hay unos síntomas más severos como crisis epiléptica, convulsiones, debilidad muscular, confusión persistente, pupilas desiguales, anomalías en la marcha, entre otros. 

Cómo prevenir y cómo tratar un traumatismo encéfalo-craneano 

Cuando se sufre un traumatismo encéfalo-craneano, se requiere atención médica inmediata. 

El tratamiento de este tipo de traumatismos dependerá de la severidad del golpe que lo causó, por lo general una persona con un TEC leve debe permanecer en observación hasta de 24 horas que pueda hablar, y tenga movimientos normales. 

Cuando se trata de un TEC de mayor gravedad, en ocasiones se requiere cirugía para drenar hematomas o extraer segmentos de hueso, también hay casos donde se requiere apoyo de ventilación mecánica. 

Si bien es difícil prevenir un traumatismo encéfalo-craneano, sí es posible tomar algunas medidas en algunos casos, como por ejemplo uso de cascos al conducir motocicletas, utilizar equipos de protección al hacer deporte como el caso al montar en bicicleta, o elementos de protección en trabajos de altura o maquinaria pesada . 

También, una de las formas más importantes de prevenir un TEC, es no realizar actividades riesgosas luego de ingerir bebidas alcohólicas.