Siendo este trastorno una de las 10 primeras causas de ingresos a áreas neuropediátricas se hace necesario conocer la importancia el diagnóstico y manejo de trastornos cerebrovasculares en niños

Un trastorno o accidente cerebrovascular (ACV), ocurre cuando se presenta una hemorragia en el cerebro o un vaso sanguíneo se obstruye deteniendo el flujo de sangre y oxígeno en este órgano.

¿Qué son y por qué se dan los trastornos cerebrovasculares en niños?

Los trastornos cerebrovasculares en niños tienen múltiples causas y en la infancia, en la mayoría de los casos, es multifactorial. Es decir, deben haber varias alteraciones en el organismo para que ocurra.

Principalmente los trastornos cerebrovasculares se dan por la perturbación de la circulación cerebral.

Hay dos tipos de trastornos o accidentes cerebrovasculares: hemorrágico e isquémico, siendo este último el más frecuente en niños.

El hemorrágico ocurre cuando alguna arteria o vaso sanguíneo en el cerebro se rompe, ocasionando la salida de sangre, generando aumento de la presión intracraneal y produciendo un edema cerebral.

Por otro lado, el isquémico ocurre cuando se obstruye la circulación de sangre en el cerebro y por lo tanto no llega oxígeno a este o alguna de sus partes; interfiriendo con las funciones neurológicas.

Estas patologías pueden darse por causas hereditarias, lesiones como el trauma craneoencefalico, enfermedades cardíacas, de la sangre o autoinmunes, la presencia previa de algún síndrome, entre otras que se siguen estudiando hoy en día.

El Dr Héctor está en continua actualización para tener las mejores herramientas para brindarte un diagnóstico y manejo de este tipo de trastornos en niños.

Diagnóstico

En algunas ocasiones los síntomas de un trastorno cerebrovascular en niños no son muy claros, por lo que pueden llegar a confundirse.

Contar con la experiencia en el reconocimiento de estos síntomas y a su vez contar con equipos especializados para el diagnóstico de esta enfermedad en niños resulta en tranquilidad para el paciente y la familia. 

El diagnóstico a edad temprana es esencial para determinar la causa de raíz, ya que algunos pueden estar desde el nacimiento (congénitos) y por consiguiente debe darse un manejo específico.

Para el diagnóstico se realizan en conjunto pruebas de laboratorio y estudios de imagen como lo son el doppler transcraneal, resonancia magnética y la tomografía computarizada.

En algunos casos se hace necesario hacer un diagnóstico diferencial frente a otras enfermedades neurológicas que pueden ocurrir con signos similares y que se llaman “imitadoras”.

Manejo

El manejo de los trastornos cerebrovasculares en niños dependerá de los síntomas, área cerebral afectada, el daño generado, la edad del niño.

Es decir, dependiendo del tipo de trastorno será el manejo y tratamiento que se dé.

Algunos trastornos cerebrovasculares requieren un manejo más específico que otro, la administración de uno o más medicamentos y algunos requerirán cirugías, mientras que otros solo terapias de rehabilitación.

Entre los tratamientos encontramos la administración de medicamentos. Algunos de administración permanente y otros solo por un tiempo. Algunos de ellos pueden ser los anticonvulsivos y otros los anticoagulantes.

La gran mayoría de niños que presentan trastornos cerebrovasculares requerirán de terapias de rehabilitación física para ayudar en la recuperación y el desarrollo de habilidades.

La importancia en el diagnóstico y manejo de trastornos cerebrovasculares en niños

El diagnóstico y el manejo de trastornos cerebrovasculares en niños son dos actividades que deben ir de la mano, ya que un oportuno y adecuado diagnóstico determina el tipo de manejo a realizar.

Diagnosticar y manejar los trastornos cerebrovasculares en niños es muy importante debido a las consecuencias graves y a largo plazo que puede generar esta enfermedad.

Lograr hacer un diagnóstico y manejo de los trastornos cerebrovasculares en niños es de vital importancia para evitar consecuencias graves o permanentes.

Al realizar un diagnóstico a tiempo y un manejo adecuado según el tipo de accidente cerebrovascular, el paciente pediátrico, podrá contar con un mejor desarrollo y calidad de vida.

Si los trastornos cerebrovasculares no son diagnosticados a tiempo y su manejo es inadecuado, los niños pueden sufrir consecuencias permanentes, es por esto el valor de hacer necesario la guía de médicos especialistas para su tratamiento.

Si deseas evitar consecuencias graves y permanentes como alguna discapacidad cognitiva o motora, un diagnóstico a tiempo es la mejor solución para que los niños no queden con dificultades en el habla, para caminar, estudiar o alimentarse.

También se hace importante tener un seguimiento médico constante ya que en algunas ocasiones los trastornos cerebrovasculares pueden volver a ocurrir.

En la cita con el Dr Héctor te asesoramos y brindamos conocimientos para evitar que esto ocurra y prevenir complicaciones a futuro.

Desde nuestra experiencia queremos ayudarte a evitar cualquier complicación y que tu niño tenga un tratamiento personal para su desarrollo óptimo y disfrute su vida.

Conocemos la importancia que es para la familia y los padres contar con apoyo y orientación clara para el diagnóstico y manejo de los trastornos cerebrovasculares.

Te invitamos a consultar a tu médico especialista tratante sobre la necesidad del doppler transcraneal como diagnóstico, como seguimiento y prevención de complicaciones. Contáctanos y agenda tu cita