La enfermedad de Moyamoya es una afección poco común en los vasos sanguíneos en el cerebro.

Aunque es poco común puede tener consecuencias graves si no se diagnostica y trata a tiempo.

Por lo que es muy importante entender la enfermedad, conocer sus síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento para garantizar una resolución con éxito.

Por eso aquí te contamos todo lo que debes saber sobre la enfermedad Moyamoya

¿Qué es la enfermedad Moyamoya?

La enfermedad de Moyamoya es una arteriopatía progresiva, es decir es una enfermedad que afecta la arteria carótida y otras arterias cerebrales, las cuales se obstruyen o estrechan dentro del cráneo

Ya que la arteria carótida es una arteria principal que lleva sangre al cerebro, su bloqueo genera que haya menos flujo sanguíneo al cerebro.

Esto afecta la circulación cerebral y predispone a la ocurrencia de accidentes cerebrovasculares.

A la vez se da una formación de vasos sanguíneos anormales, pequeños y frágiles en la base del cerebro para intentar suministrar sangre.

Se le da el nombre de Moyamoya ya que esta palabra en japonés significa nube de humo, y así es como se describe la apariencia de los vasos sanguíneos afectados cuando se observan mediante ciertas técnicas de imagen.

Todo lo que debes saber sobre la enfermedad Moyamoya es que puede causar un pequeño accidente cerebrovascular, llamado accidente isquémico transitorio o un accidente cerebrovascular. 

A su vez, esta afección puede afectar el funcionamiento del cerebro y aumentar el riesgo de hemorragias y causar retrasos cognitivos y en el desarrollo o discapacidades. 

Esta patología afecta con mayor frecuencia a los niños, y en edades entre los 5 a 10 años, aunque también pueden padecerla los adultos entre los 30 y 50 años.

Es importante resaltar que existe también el síndrome de Moyamoya, el cual es diferente a la enfermedad de Moyamoya.

El síndrome de Moyamoya está ligado principalmente a lesiones vasculares con otras preexistencias como neurofibromatosis, anemia de células falciformes, síndrome de Down, meningitis, trauma y enfermedades autoinmunes.

Síntomas

Los síntomas que se presentan cuando se padece la enfermedad de Moyamoya pueden ser desde leves hasta graves.

También se ha encontrado que los síntomas pueden variar entre los niños y los adultos.

El primer síntoma en niños suele ser un accidente cerebrovascular o un accidente isquémico transitorio recurrente.

En los adultos también pueden presentar accidente cerebrovascular y además, sangrado cerebral.

Dentro de las principales sintomatologías en general están todas las relacionadas con la disminución del flujo sanguíneo en el cerebro e incluyen:

Dolor de cabeza, dificultad con el habla, debilidad o parálisis en un lado del cuerpo, convulsiones, pérdida de memoria, cambios en la visión, movimientos involuntarios y retrasos cognitivos en algunos casos.

Detectar los síntomas en forma temprana es muy vital para evitar complicaciones como los accidentes cerebrovasculares.

Causas

Actualmente no se conoce específicamente la causa que desencadena la enfermedad de Moyamoya.

Sin embargo, se ha evidenciado una posible asociación con algunas condiciones preexistentes como síndrome de Down, pero con mayor probabilidad se cree que esta enfermedad se presenta por condiciones genéticas. 

Esto se cree debido a que la población asiática tiene una mayor prevalencia de esta enfermedad que en otras partes del mundo, por lo que tener ascendencia asiática puede ser un factor de riesgo.

Diagnóstico 

Para el diagnóstico de la enfermedad de Moyamoya se emplean principalmente exámenes de imágenes diagnósticas en las cuales se pueda evaluar la vasculatura cerebral. 

Dentro de las pruebas diagnósticas están la angiotomografía, la resonancia magnética o angiorresonancia.

Sin embargo, la principal prueba que se emplea para hacer un diagnóstico definitivo (prueba gold standard) es la panangiografía cerebral o también conocida como angiografía por sustracción digital. 

También se emplean pruebas como el Doppler transcraneal y el electroencefalograma. 

Tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Moyamoya está enfocado principalmente en evitar los ataques cerebrovasculares y la complicación de la sintomatología.

Es por esto por lo que el tratamiento busca mejorar la circulación cerebral, para lo cual se pueden emplear medicamentos para prevenir la formación de coágulos y evitar los dolores de cabeza.

Finalmente, cuando el caso lo requiera existe un procedimiento quirúrgico llamado revascularización, en el cual se busca evitar que la sangre llegue a las arterias bloqueadas, por lo que se crean nuevas vías de flujo sanguíneo alrededor de estas.

Desde la experiencia del Doctor Héctor Fabio Castaño, brindamos acompañamiento en el diagnóstico y seguimiento en la enfermedad de Moya Moya. 

Ya que el DTC es requerido como medida no invasiva y sin  medio de contraste que afecte el riñón, el DTC debe ser periódico para detectar el estrechamiento de los vasos intracraneales antes de producir isquemia o infartos  cerebrales. 

También te podemos apoyar en el manejo quirúrgico con el DTC  de la enfermedad de Moyamoya y en su tratamiento, especialmente el quirúrgico, cuando es necesario.

Te invitamos a consultar las alternativas en neuromonitoreo con las que contamos para ayudar en el diagnóstico de la enfermedad de Moyamoya u otras afecciones cerebrovasculares.