La insuficiencia hepática aguda es una enfermedad que se caracteriza por la aparición repentina de daño grave en el funcionamiento del hígado en pacientes que no han presentado alguna afectación o enfermedad en este órgano previamente.

Esta enfermedad puede ser causada por múltiples causas, sin embargo, existen algunos comportamientos, hábitos o actividades que pueden hacer que una persona sufra de insuficiencia hepática aguda con mayor facilidad.

Por eso te explicamos cuándo eres más propensa/o a sufrir una insuficiencia hepática aguda. 

Sobredosis de algunos fármacos

Una de las principales y más comunes causas de la insuficiencia hepática aguda es el consumo excesivo o sobredosis de algunos medicamentos.

El fármaco más relevante que puede generar esta afección es el conocido acetaminofén o paracetamol.

El daño en el hígado está relacionado principalmente al consumo de este medicamento en el consumo frecuente o por consumir dosis muy altas, más allá de lo recomendado por los médicos.

En el hígado se da la descomposición de este medicamento, por lo que al consumir grandes cantidades excede la capacidad de este proceso, generando alteración en el funcionamiento del órgano.

Adicionalmente, el consumo de acetaminofén todos los días por un periodo prolongado aumenta las probabilidades de sufrir insuficiencia hepática aguda.

Al ser este medicamento uno de los más recetados por los médicos o empleado en la automedicación es importante recalcar que su consumo no debe exceder las recomendaciones dadas por el médico y por los fabricantes de este.

Sin embargo, no solo el acetaminofén puede desencadenar esta enfermedad.

Existen otro tipo de medicamentos como los antibióticos, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides y los anticonvulsivos, que también pueden causar insuficiencia hepática aguda.

Es vital tener presente que los medicamentos pueden tener efectos hepatotóxicos y causar daño al hígado para controlar su uso y evitar afecciones graves en el organismo.

Uso alto de suplementos  

Así mismo como los medicamentos, existen suplementos en la alimentación que pueden afectar el correcto funcionamiento del hígado.

Principalmente, los suplementos y medicamentos a base de algunas hierbas o plantas pueden estar vinculados con la insuficiencia hepática aguda.

Esto se debe a la misma razón por la que se es más propensa/o a sufrir una insuficiencia hepática aguda porque este tipo de suplementos se metabolizan y descomponen en el hígado.

Recomendamos siempre consultar al médico especialista cuando se desee incluir algún tipo de suplementación en los hábitos diarios para así poder controlar y mantener en un estado óptimo de funcionamiento para el hígado.

Consumo excesivo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede ser una de las actividades que pueden generar una insuficiencia hepática aguda.

El consumo frecuente y en grandes cantidades de alcohol genera daño y afectaciones en el hígado.

Cuando se tiene por costumbre consumir alcohol, esto genera que se den una serie de afectaciones metabólicas en el cuerpo que afectan el adecuado funcionamiento de los órganos.

Uno de los órganos afectados es el hígado, el cual empieza a acumular grasa por las alteraciones en el metabolismo que genera el consumo de alcohol.

El abuso en el consumo de alcohol puede causar daño hepático, que, en casos graves, puede llevar a la insuficiencia hepática tanto crónica y también aguda.

Eres más propensa/o a sufrir una insuficiencia hepática aguda si consumes grandes cantidades de alcohol en un lapso corto o si por el contrario consumes alcohol con alta frecuencia.

Insolación

Esta puede ser una de las causas menos frecuentes para padecer insuficiencia hepática aguda, pero si eres una persona que está constantemente expuesta al sol puedes ser más propensa a sufrirla.

La actividad física extrema y en exceso en un entorno caluroso puede desencadenar insuficiencia hepática aguda.

Es indispensable que si por cuestiones laborales o recreativas se está expuesto durante mucho tiempo a un calor intenso se mantenga hidratado consumiendo buenas cantidades de agua y a la vez realizar pausas durante la actividad.

El cuerpo requiere de un equilibrio para su correcto funcionamiento y emplea varios mecanismos para lograrlo, sin embargo, si las condiciones son muy extremas generará una serie de alteraciones en las funciones básicas del cuerpo.

Esto puede incrementar la probabilidad de sufrir insuficiencia hepática aguda

Exposición a toxinas

Las toxinas pueden también hacer más propensa a una persona a padecer afección en el hígado.

Las toxinas pueden ser ambientales o por productos químicos.

Entre las toxinas que pueden generar una insuficiencia hepática aguda están las de hongos silvestres venenosos manita.

Y dentro de los productos químicos, está el tetracloruro de carbono, un químico industrial que se encuentra en refrigerantes y solventes para ceras, barnices y otros materiales.

Una exposición a dosis altas de este tipo de toxinas, químicos o toxinas en el medio ambiente puede aumentar el riesgo de sufrir insuficiencia hepática aguda.

Te invitamos a revisar tus hábitos y actividades para identificar de manera oportuna los factores que pueden hacerte más propensa/o a sufrir una insuficiencia hepática aguda y así cuidar tu salud y bienestar.